LT App Showcase - шаблон joomla Окна

“Me alentaron y me dijeron que podía salir adelante”

“Conocí el programa AROVIA en el año 2015, llegaron y comenzaron a hacer huertas en el colegio con los alumnos. Luego llegaron a mi casa, en aquel entonces yo estaba muy desanimada, sufría de depresión, sin embargo, ellos llegaron, me alentaron y me dijeron que yo podía salir adelante”, sostuvo Lilian Benítez López, lideresa de 25 de Diciembre, San Pedro sobre su experiencia de trabajo con el programa nacional de voluntariado profesional y servicio cívico AROVIA.

Al tiempo de sumarse, poco a poco a las iniciativas del programa, Doña Lilian iba encontrando un nuevo sentido a su vida, “yo hace dos años estaba con medicamentos, ahora ya no tomo nada, dejé todo, ahora soy una mujer sana, trabajadora, que me valoro como mujer, como madre y como esposa”, comentó sobre el cambio que generó en su vida, la oportunidad de conocer sobre sus capacidades.

Lilian, (41 años), casada y con tres hijos, además de ama de casa, es productora hortícola y feriante. Es igualmente, integrante de un comité de mujeres de su barrio y socia de la Asociación de Feriantes el Portal del Norte de 25 de Diciembre.

Tal es así que Doña Lilian invirtió parte de su tiempo en producir alimentos para autoconsumo, instalando su propia huerta con la asistencia de un voluntario de AROVIA, para luego junto con otras mujeres organizarse y salir a feriar.

“En el 2016, formamos un grupo de mujeres y llegamos a nuestro pueblo con nuestros productos. Antes, muchos de nuestros alimentos se echaban a perder, se desperdiciaba, porque no sabíamos qué hacer con los mismos, hasta que uno de los voluntarios nos mostró cómo se podía aprovechar y hacer otras cosas”, refirió al respecto, la lideresa.

Doña Lilian actualmente participa de la feria una vez por semana, donde además de ofertar sus productos, comparte tiempo e ideales con las demás feriantes. A través de este espacio tanto Lilian como las demás participantes hoy por hoy pueden generar ingresos adicionales con la que sostienen a sus familias.

Cabe resaltar que estas iniciativas cuentan con el respaldo del municipio local que cedió un lugar para que las feriantes puedan vender sus productos. Asimismo, cuentan con el acompañamiento técnico del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

AROVIA en el marco de su intervención apuesta al desarrollo integral de comunidades y de los distritos. A lo largo de estos tres años mediante voluntarios profesionales ha trabajado en el empoderamiento de la mujer siendo esto clave en muchas de sus intervenciones.

Un ejemplo claro de esta experiencia enriquecedora es el caso de las mujeres de 25 de Diciembre, quienes junto con voluntarios, se organizaron y capacitaron para la instalación de huertas familiares e incluso escolares. Estas iniciativas ayudaron a mejorar la producción de las mismas (maní, miel, queso, mermeladas, etc.), permitiendo a su vez la reactivación de una feria agropecuaria municipal desde hace 2 años, acciones que, a su vez, han cambiado vidas.

Tanto la promoción de la agricultura familiar e instalación de ferias han cambiado vidas y no solo en lo económico (aumento en el ingreso para las familias), hoy estas iniciativas han consolidado la integración social de las participantes que cuentan con un espacio de integración constante, de participación social, demostrando la fortaleza de superación de la mujer paraguaya en diferentes contextos.

AROVIA es la primera experiencia nacional de voluntariado impulsada desde el gobierno, a través de la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP), que trabaja en comunidades vulnerables.